logo de le de protección del empleo logo campaña corona virus 2019
  • ¿En qué consiste la Ley?
  • ¿A quiénes beneficia?
  • ¿Qué alternativas ofrece?
  • ¿Dónde debo hacer la solicitud?
  • ¿Qué obligación tiene el empleador?

¿Qué alternativas ofrece la Ley?

¿En qué consiste?

Se suspende la relación laboral o contrato por el solo efecto de la Ley, cuando la autoridad declara la paralización de las actividades económicas de manera temporal, para el país o una zona particular.

¿Qué efectos tiene?

  • Empleadores deben continuar pagando cotizaciones previsionales y de salud.
  • Trabajadores reciben remuneraciones con cargo al Seguro de Cesantía en la AFC o al Fondo de Indemnización en la AFP, en el caso de empleados (as) de casa particular. Esto según la gradualidad de pago del Seguro, partiendo en 70% de los ingresos de los últimos 3 meses.
  • No se podrá despedir a los trabajadores por razones de caso fortuito o fuerza mayor a causa del Covid-19.
  • No se podrá despedir a los trabajadores que tengan sus contratos de trabajo suspendidos.

¿En qué consiste?

Rige para los empleadores cuya actividad se vea afectada, total o parcialmente, por la crisis Covid-19, permitiendo a estos acordar con sus trabajadores la suspensión temporal de sus contratos.

¿Qué efectos tiene?

  • Empleadores deben continuar pagando cotizaciones previsionales y de salud.
  • Trabajadores reciben remuneraciones con cargo al Seguro de Cesantía en la AFC o al Fondo de Indemnización en la AFP, en el caso de empleados (as) de casa particular. Esto según la gradualidad de pago del Seguro, partiendo en 70% del sueldo de los últimos 3 meses.
  • No se podrá despedir a los trabajadores por razones de caso fortuito o fuerza mayor a causa del Covid-19.
  • No se podrá despedir a los trabajadores que tengan sus contratos de trabajo suspendidos.

¿En qué consiste?

Los empleadores podrán acordar con sus trabajadores de manera individual o colectiva la reducción de hasta el 50% de la duración de su jornada de trabajo.

¿Qué efectos tiene?

  • El empleador pagará la remuneración de acuerdo a las horas efectivamente trabajadas y las cotizaciones previsionales proporcionales a la jornada.
  • El trabajador recibirá un complemento adicional a su sueldo de hasta un 25% con cargo al Seguro de Cesantía.
  • Se mantendrán los beneficios tales como aguinaldos, asignaciones, bonos y otros conceptos excepcionales o esporádicos.



grafica de empleador

Información para el empleador


En caso de suspensión de contrato, el empleador deberá seguir pagando las cotizaciones previsionales y de salud, por el total de los ingresos originales, durante el periodo que dure la suspensión del contrato.

Excepcionalmente, a partir de la entrada en vigencia de la Ley, se permite a los empleadores pagar la cotización de pensiones dentro de los 12 meses posteriores al término de la vigencia de la norma, sin multas ni intereses.

Durante la reducción de jornada, los empleadores mantendrán el derecho de sus trabajadores a percibir beneficios tales como aguinaldos, asignaciones, bonos y otros conceptos excepcionales o esporádicos, si los hubiere.


El empleador debe solicitar de manera online el beneficio ante la AFC por sus trabajadores. El trabajador que, por diversos motivos, quede excluido de dicha solicitud, podrá hacerla directamente ante la AFC.

Sólo en el caso de los (las) empleados (as) de casa particular, son los mismos trabajadores quienes deben hacer la solicitud del beneficio ante la AFP en donde cotizan mensualmente para el Fondo de Indemnización.


En el caso de la suspensión de contrato, a la Ley se pueden acoger aquellas empresas que se encuentren en una situación debilitada.

Bajo este contexto, desde el 01 de junio se establece el siguiente parámetro:

Se presumirá que la actividad del empleador se ha visto afectada parcialmente cuando en el mes anterior a la suscripción del pacto de suspensión, sus ingresos por ventas o servicios netos del IVA hayan experimentado una caída igual o superior a un 20% respecto del mismo mes del año anterior.

Respecto a la reducción de la jornada de trabajo, el empleador debe acreditar que se encuentra en algunas de las siguientes situaciones:

  • Ser contribuyentes de IVA y demostrar una disminución promedio de 20% en las ventas en tres meses consecutivos, con respecto al mismo periodo del año anterior.
  • Estar en proceso de reorganización.
  • Estar en proceso de asesoría económica de insolvencia.
  • Ser una empresa de carácter esencial y que no puede paralizar actividades, pero sí reducir su jornada para proteger la vida y salud de sus trabajadores.

El empleador debe llenar los formularios de solicitud por él y sus trabajadores, salvo en el caso de los empleados (as) de casa particular, que deben hacer ellos mismos el trámite en la institución que corresponda, según la opción que hayan tomado (supensión o reducción de jornada).

AFC = En el caso de suspensión de contrato de trabajadores dependientes.

AFP = En caso de suspensión de contrato de trabajadoras (es) de casa particular.

DT = En caso de reducción de jornada.


La ley establece que quienes, mediante simulación o engaño, accedan a complementos y/o prestaciones, u obtengan un beneficio mayor al que les corresponde, serán sancionadas con reclusión menor en sus grados medio a máximo. Esta sanción tambien será aplicable a quienes faciliten los medios para la comisión de tales delitos.

Asimismo, quienes incurran en estas acciones tendrán la obligación de restituir las sumas indebidamente percibidas, con los reajustes correspondientes.

La Dirección del Trabajo será la encargada de fiscalizar del cumplimiento de la norma, pudiendo determinar el incumplimiento de los requisitos establecidos en la presente Ley, aplicar las sanciones que correspondan y derivar los antecedentes a los tribunales de justicia.

Además, desde el 01 de junio la Ley establece que los trabajadores podrán denunciar incumplimiento de parámetros para la suspensión convencional de contrato de trabajo ante la Dirección del Trabajo.

En dichos casos, la DT tendrá más facultades fiscalizadoras, pudiendo requerir información al Servicio de Impuestos Internos y a cualquier otra entidad pública o privada que le permita establecer la situación real de la empresa.

En caso de verificarse la denuncia, el empleador deberá pagar íntegramente las remuneraciones de los trabajadores, por todo el periodo de duración del pacto y a reintegrar a las cuentas individuales por cesantía los fondos que hayan sido pagados a cada trabajador.


A) Cotización obligatoria de AFP, comisión AFP y Seguro de Invalidez y Sobrevivencia, tomando como base de cálculo para el pago el 100% de la prestación que reciba el trabajador a través del Seguro de Cesantía.

B) Resto de las cotizaciones de seguridad social (incluye cotización para salud, Seguro Cesantía y Ley Sanna), tomando como base de cálculo para el pago, el 100% de la última remuneración mensual percibida por el trabajador.

La misma regla se aplica para el cálculo y pago de cotizaciones de los trabajadores de casa particular.


Desde la entrada en vigencia de la Ley corta (01 de junio) se establece la prohibición de repartir dividendos en sociedades anónimas que hubieran suspendido contratos de trabajo de sus trabajadores y se limitan dietas de directores de sociedades anónimas.

Además, las empresas controladas por sociedades que mantengan capitales o empresas relacionadas en territorios o jurisdicciones con régimen fiscal preferencial del 41 H de la Ley de impuesto a la renta, no podrá acogerse a la Ley de Protección del Empleo.




grafica de un trabajador

Información para el trabajador


A los trabajadores que cotizan para el Seguro de Cesantía y las trabajadoras (es) de casa particular, que se vean afectados por esta situación.

Asimismo, podrán acogerse con efecto retroactivo aquellos que hayan celebrado pactos o iniciado procesos de desvinculación a partir del 18 de marzo de 2020.

Además, desde el 01 de junio se permite acordar la suspensión convencional de contrato de trabajo con aquellos trabajadores que no presten funciones esenciales en empresas que no pueden paralizar.

Por otro lado, desde ahora se puede incluir en el pacto de reducción temporal de trabajo en los casos de aquellos trabajadores que realicen labores en las Zonas Francas o vivan en Isla de Pascua o el Archipiélago Juan Fernández.


  1. En Suspensión de Contrato
    • Los trabajadores deben registrar 3 cotizaciones continuas en los últimos tres meses, ó 6 cotizaciones continuas o discontinuas durante los últimos 12 meses. En este segundo caso, las dos últimas cotizaciones deben ser con el mismo empleador.
  2. En Pacto de Reducción de Jornada
    • En caso de tener contrato indefinido, debe acreditar 10 cotizaciones mensuales, continuas o discontinuas, con el mismo empleador.
    • En caso de contrato a plazo fijo, debe contar con 5 cotizaciones mensuales, continuas o discontinuas.
    • Los empleadores podrán acordar con sus trabajadores de manera individual o colectiva la reducción de hasta el 50% de la duración de su jornada de trabajo.

  • Los trabajadores que no se rijan por el Código del Trabajo, y aquellos que no estén afiliados al Seguro de Cesantía.
  • Están excluidos los trabajadores que hayan celebrado con su empleador un pacto que permita asegurar la continuidad de la prestación de los servicios al momento de dictarse el acto o declaración de la autoridad de cancelación de actividades.
  • Los trabajadores que se encuentren percibiendo subsidio por incapacidad laboral, cualquiera sea la naturaleza de la licencia médica o motivo de salud que le dio origen, durante el tiempo en que perciban dicho subsidio.

El trabajador NO debe realizar ningún trámite. Será el empleador el encargado de solicitar la suspensión de contrato de manera online ante la AFC, o ante la DT, en caso de pacto de reducción de jornada laboral. El trabajador que quede excluido, por alguna razón, podrá hacer la solicitud directamente ante la AFC.

Sólo en el caso de los (las) empleados (as) de casa particular, el trámite lo debe hacer el trabajador directamente en la AFP donde cotiza mensualmente.


  • Queda prohibido, desde la entrada en vigencia de la Ley y hasta por 6 meses, el despido por razones de caso fortuito o fuerza mayor, por motivo de la pandemia Covid-19.
  • Los pagos de los beneficios se harán primero con cargo a la Cuenta Individual por Cesantía del trabajador y, una vez agotada, con cargo al Fondo de Cesantía Solidario.
  • Durante la reducción de jornada temporal los trabajadores mantendrán su derecho a percibir beneficios tales como aguinaldos, asignaciones, bonos y otros conceptos excepcionales o esporádicos, si los hubiere.
  • Los empleadores no podrán despedir a los trabajadores que tengan sus contratos de trabajo suspendidos.
  • Los efectos de los pactos de suspensión convencional de contrato de trabajo y de reducción temporal de la jornada de trabajo, comenzarán a regir a partir del día siguiente de su suscripción o a más tardar el primer día del mes siguiente de dicha suscripción.

Las (los) trabajadoras (es) de casa particular podrán pedir directamente el uso de los fondos de su cuenta de indemnización, en la AFP donde cotiza mensualmente.

Para ello, deberán presentar una declaración jurada simple ante la entidad pagadora del beneficio, en la que dé cuenta que no se encuentra en alguna de las situaciones de exclusión que contempla la Ley (Ver en “Quiénes no pueden acceder a la Ley”).

Además, con el objetivo de evitar aglomeraciones, las Administradoras de Fondos de Pensiones del País (AFP) habilitarán desde el lunes 13 de abril una plataforma digital para que las trabajadoras de casa particular realicen este trámite de forma online.

El trabajador será personalmente responsable de la veracidad de las declaraciones del documento.




grafica de unos padres

Información Crianza Protegida


La iniciativa establece dos alternativas para padres, madres o cuidadores de menores en edad preescolar (menores de 6 años):

  • Podrán acogerse a la Ley de Protección del Empleo, y bajo la modalidad de suspensión de contrato, todos aquellos padres, madres o cuidadores de menores de 6 años afiliados al Seguro de Desempleo.
  • Se establece la creación de una licencia médica preventiva parental COVID-19, la que podrá ser usada por aquellos padres o madres cuyos permisos de postnatal parental hayan vencido desde el 18 de marzo del 2020.

Permite que padres, madres o cuidadores de menores de 6 años afiliados al Seguro de Desempleo puedan acogerse unilateralmente a la Ley de Protección del Empleo bajo la modalidad de suspensión de contrato, recibiendo una remuneración mediante el Seguro de Cesantía.


El padre, madre o cuidador del menor en edad preescolar (menor de 6 años) debe estar afiliado al Seguro de Desempleo y además solo podrá solicitar la suspensión de contrato por motivos de cuidado mientras el establecimiento educacional del o los niños no se encuentren funcionando por acto o declaración de la autoridad por motivo de la crisis sanitaria.


El padre, madre o cuidador de un menor en edad preescolar (menor de 6 años) deberá comunicar a su empleador la decisión, quien deberá ingresar dentro de dos días hábiles la solicitud a la Administradora de Fondos de Cesantía (AFC).

Si el empleador no realiza este trámite dentro de los dos días hábiles, esta solicitud puede ser realizada en la AFC directamente por el trabajador.


  • Para efectos de la indemnización por años de servicio, el empleador no podrá descontar aquellas cotizaciones de cesantía que fueron parte de las prestaciones de esta Ley.
  • Estas prestaciones no se considerarán para las restricciones de acceso al Fondo de Cesantía Solidario.
  • Las trabajadoras de casa particular podrán acogerse a esta Ley, siempre y cuando cumplan con los requisitos.
  • Los trabajadores que tengan al cuidado un menor en edad preescolar, que no hayan suspendido su contrato de trabajo y no puedan presentarse a cumplir sus funciones laborales, no podrán ser despedidos por la causal “ausencia al trabajo”, mientras sea debidamente comunicada al empleador.
  • Las prestaciones de esta Ley serán compatibles con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).
  • La Superintendencia de Pensiones fiscalizará lo relativo al pago, solicitud del beneficio, entre otros.

Este trámite se puede realizar de manera online en el sitio web de la Superintendencia de Seguridad Social (www.suseso.cl).

Una vez realizado esto, se tramitará ágilmente la licencia, la que será enviada al mail del trabajador y el empleador.




grafica de un singo de interoogación

Preguntas frecuentes


La Ley protege los ingresos y la relación laboral de los trabajadores cuando los actos de la autoridad, como cuarentenas o cierres de empresas, impidan al trabajador prestar sus servicios.

Esto, brindándoles la posibilidad de acceder a una suspensión temporal de sus contratos, con el fin de que no pierdan sus derechos laborales, mantengan su seguridad social y permanezcan con sus contratos. De esta manera, el empleador deberá continuar pagando las cotizaciones previsionales de sus trabajadores, y éstos podrán acceder al pago de remuneraciones con cargo al seguro de cesantía.


La Ley beneficiará a 4, 5 millones de personas, con trabajos asalariados formales -a plazo fijo e indefinido-, afiliados al Seguro de Cesantía. Además, podrán acogerse a la Ley los trabajadores de casa particular, con cargo a su fondo de indemnización.

También podrán acceder a los beneficios de la Ley, con efecto “retroactivo”, aquellos que hayan celebrado pactos o iniciado procesos desvinculación a partir del 18 de marzo de 2020.


Los trabajadores NO tienen que hacer nada, sino que es el empleador quien debe hacer el trámite. No obstante, el trabajador que sea excluido de dicha solicitud, podrá hacerla directamente ante la AFC. En el caso de las (los) empleadas (os) de casa particular, son ellos mismos quienes deben hacer la solicitud directamente ante la entidad que corresponda.

Los empleadores deberán llenar los formularios de solicitud por sus trabajadores en:

Administradora de Fondos de Cesantía (AFC) = En el caso de suspensión de contrato trabajadores dependientes.

Administradora de Fondos de Pensiones (AFP) = En caso de suspensión de contrato de trabajadoras (es) de casa particular.

Dirección del Trabajo (DT) = En caso de reducción de jornada.


Durante este período, el empleador deberá pagar las cotizaciones previsionales correspondientes al total de las remuneraciones originales.


Sí. Para ello la Ley de Protección del Empleo establece que:

  • Las cotizaciones contabilizadas para acceder a los beneficios de la presente ley, podrán volver a considerarse para acceder al seguro en situaciones futuras de cesantía
  • Respecto del uso del Fondo de Cesantía Solidario, la ley establece que la restricción de acceso de dos veces de uso en cinco años, no se considerará (a diferencia como lo exige la ley del seguro de cesantía en tiempos normales).
  • Tampoco se limitará el máximo de prestaciones que se pueden acceder con cargo al Fondo de Cesantía Solidario.
  • Además, el Gobierno ha comprometido el aporte de US$ 2000 millones en recursos fiscales para garantizar la sostenibilidad financiera del Fondo de Cesantía.


La Ley establece una norma general aplicable a todos los contratos de trabajo, que dice expresamente que durante seis meses o existiendo el período de Estado de Catástrofe no podrá despedirse a trabajadores invocando como motivo la causal de fuerza mayor o caso fortuito por consecuencias del COVID-19.


Tanto los trabajadores que reciben prestaciones del Seguro de Cesantía, como aquellos que están acogidos bajo suspensión de contrato, en el marco de la Ley de Protección del Empleo, tendrán un aumento en el cobro de sus giros entre el segundo y quinto mes en hasta un 55%.

PORCENTAJE PROMEDIO REMUNERACIÓN
MESES CIC FCS
Primero 70% 70%
Segundo 55% 55%
Tercero 55% 55%
Cuarto 55% 55%
Quinto 55% 45%
Sexto o superior 50% - 55% 30% - 45**

* Si el pago es con cargo a la Cuenta individual, este monto puede subir a 55% por decreto.

** Si el pago es con cargo al Fondo Solidario de Cesantía, este monto puede elevarse 35%.



Meses Promedio
remuneración
Valor
superior
Valor
inferior
Primero 70% $652.956 $225.000
Segundo 55% $513.038 $225.000
Tercero 55% $513.038 $225.000
Cuarto 55% $513.038 $225.000
Quinto 45% $419.757 $225.000



Si junto a tu empleador acordaste un pacto de reducción de jornada, podrás recibir un complemento adicional a tus ingresos. Es decir, recibirás las remuneraciones proporcionales a la reducción de tus horas de trabajo y junto a ello, un aporte que se financiará con el Fondo de Cesantía.

El porcentaje del complemento, dependerá de la remuneración que recibas, pudiendo ser de hasta un 25% de la remuneración original, si la reducción es del máximo de un 50% de las horas laborales normales.

De este modo, por cada 10% de reducción de jornada, recibirás $45 mil de complemento, con un tope de $ 225 mil.

Si tu ingreso es

Ingreso bruto original % Reducción de jornada % Del complemento Monto del complemento
$900.000 50% 25% $225.000
$500.000 $125.000
$320.500 $ 80.125
 
$900.000 40% 20% $180.000
$500.000 $100.000
$320.500 $ 64.100
 
$900.000 30% 15% $135.000
$500.000 $ 75.000
$320.500 $ 48.075
 
$900.000 20% 10% $ 90.000
$500.000 $ 50.000
$320.500 $ 32.050
 
$900.000 10% 5% $ 45.000
$500.000 $ 25.000
$320.500 $ 16.025


Una vez hecha la solicitud por parte del (la) empleado (a) de casa particular, la AFP deberá girar de la cuenta del trabajador, el equivalente a un 70% de su remuneración mensual imponible o el saldo total si este fuera inferior.

Si el acto o declaración de autoridad se extendiera por más de 30 días y el (la) trabajador (a) tuviera saldo en dicha cuenta, la AFP girará la suma equivalente al 55% de la remuneración imponible el segundo mes; 45% el tercero y, 40% y 35% en el cuarto y quinto mes, respectivamente.


Durante los 10 meses siguientes a la entrada en vigencia de esta ley, los empleadores que cumplan con ciertas condiciones, podrán pactar con sus trabajadores una reducción de jornada por hasta un 50% de la jornada normal, pagando la remuneración correspondiente a la jornada acordada. Para complementar el ingreso, el Seguro de Desempleo pagará hasta un 25% de su remuneración original en forma adicional.


En este caso se pagan las prestaciones con cargo al Fondo de Cesantía Solidario.


En tal caso corresponde que la primera prestación se pague con la totalidad de su cuenta individual, aunque esta sea inferior al 70%. Luego, las restantes prestaciones se hacen con cargo al Fondo de Cesantía Solidario.


Si el monto de las prestaciones que usted puede financiar con la cuenta individual, es superior al que obtendría con el Fondo de Cesantía Solidario, el pago se hace con cargo a la cuenta individual.


Si el monto de las prestaciones que usted puede financiar con la cuenta individual es menor, se agota la cuenta individual y, la diferencia, se paga con cargo al Fondo de Cesantía Solidario.


El fuero se mantiene. La trabajadora no puede ser despedida y se mantiene el pago del prenatal y postnatal.


Con la publicación de la Ley corta (01 de junio) los efectos de los pactos de suspensión convencional de contrato de trabajo y de reducción temporal de la jornada de trabajo, comenzarán a regir a partir del día siguiente de su suscripción o a más tardar el primer día del mes siguiente de dicha suscripción.


Desde el 01 de junio, y con la entrada en vigencia de la Ley corta, se establece que en el caso de suspensión contrato el pago de pensiones alimenticias las prestaciones que se paguen a trabajadores con cargo al Seguro de Cesantía serán embargables o estarán sujetas a retención hasta en un 50%.

En caso del pacto de reducción temporal de la jornada de trabajo, se establece que el complemento que se reciba con cargo al Seguro de Cesantía podrá ser embargado o retenido en un 50% para el pago de pensiones alimenticias y se autoriza al empleador embargar o retener más del 50% de la remuneración que se pagará conforme al pacto de reducción.


No. Desde el 01 de junio se establece expresamente que los trabajadores que perciban beneficios establecidos en la Ley de Protección del Empleo no perderán la calidad de beneficiarios.


La Ley corta, publicada el 01 de junio, establece que las empresas que contraten con el Estado para la ejecución de obras o proyectos de inversión sí podrán acogerse a los beneficios de la Ley.

Por su parte, las manipuladoras de alimentos de los programas JUNAEB no podrán acogerse a la mencionada Ley, debiendo pagarles las remuneraciones íntegramente, en la medida en que el Estado siga financiando dichos programas.


Los trabajadores y trabajadoras tendrán derecho a acceder al Seguro de Cesantía, independiente que hayan hecho uso de sus fondos de la Cuenta Individual, y en estos casos recibirán sus prestaciones con cargo al Fondo de Cesantía Solidario, el cual fue fortalecido con US$2 mil millones por el Estado.

Para acogerse, deberán hacer este trámite en la Administradora de Fondos de Cesantía (AFC).


Con la aprobación del proyecto que flexibiliza los requisitos se rebaja las cotizaciones mínimas para acceder al Seguro de Cesantía, quedando de la siguiente manera:

3 cotizaciones continuas anteriores al término de contrato o 6 cotizaciones continuas o discontinuas en los últimos 12 meses, siendo las dos últimas continuas y con el mismo empleador.


Sí, ya que con la aprobación del proyecto de Ley que flexibiliza los requisitos para acceder al Seguro de Cesantía, incrementa temporalmente el monto del Seguro y aumenta las prestaciones de la Ley de Protección del Empleo, los trabajadores con suspensión de contrato podrán acceder a un sexto y séptimo pago.


Sí, habrá retroactividad en aquellos pagos realizados desde el 01 de agosto.


Sí, ya que se podrá extender la duración de la suspensión de contrato y pactos de reducción de jornada hasta en 5 meses más.


Desde ahora las trabajadoras de casa particular tendrán acceso directo al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).


En caso que la AFC te haya pagado en base al 45% y no al 55% del promedio de tu remuneración imponible, corresponde que al trabajador se le pague esa diferencia.

El pago de esta diferencia se realizará durante el segundo proceso de pagos de septiembre.


Descargar Manuales


descarga manual